Clases y tipos de conciencia moral

Una de nuestras características como seres humanos es la capacidad que tenemos para meditar. Cuando nos encontramos solos, esa voz interior que nos induce para actuar de una forma y también nos dice si son correctas o no esas acciones que realizamos, es lo que se conoce como conciencia moral.

La conciencia moral también es la capacidad que tenemos de juzgar no tan solo nuestras acciones, sino las de los demás, facultándonos diferenciar si son buenas o malas.

Se define además la conciencia moral, como el proceso de introspección en la que una persona es capaz de analizar la conducta que mantiene y la forma en que trata de implantar cierto dominio para modificarlas.

Muchos creen, que la conciencia moral es la prueba de que las personas son muy capaces y racionales mentalmente, factor que lo diferenciaría del resto de las especies que conforman el reino animal.

Es importante tener en cuenta, que la naturaleza de la conciencia moral es completamente subjetiva, debido a que es producto de la mente, y esta dependerá de la educación y el ámbito cultural que tiene el individuo.

ejemplos de conciencia moral

¿Cuáles son las clases y tipos de conciencia que existen?

Ejemplos de conciencia moral:

  1. Conciencia social. Es la se genera por los propios actos de la persona en frente a su mundo.
  2. Conciencia individual. Es la propia de cada quien y evalúa cómo el medio puede favorecerlo o perjudicarlo.
  3. Conciencia espiritual. Es la que conecta al individuo con un poder divino superior y con la naturaleza de la persona misma.
  4. Conciencia temporal. Es la que se produce en un lapso de tiempo determinado.
  5. Conciencia emocional. Es la que se presenta para analizar cómo le afectará a su estado emocional.
  6. Conciencia psicológica. Es la que le permita a la persona reflexionar sobre sus propios actos.
  7. Conciencia moral. Es la que le refiere a los conocimientos que debe poseer cada persona en torno a las normas y a las reglas morales.
  8. Conciencia escrupulosa. Es la que hace creer al individuo que en ciertas acciones hay actos malos, aun cuando estos no lo son.
  9. Conciencia dudosa. Es la que hace al individuo a titubear y sentirse indeciso ante una acción determinada.
  10. Conciencia laxa. Es la que se produce ante ciertas acciones, las cuales suelen colocarse fuera de ley.
  11. Conciencia errónea. Es la que suele estar equivocada con relación a la ley.
  12. Conciencia cierta. Es la que induce a la persona a decir un hecho de una forma muy segura, en el cual nunca hay equivocación.
  13. Conciencia verdadera. Es la que va de la mano con la ley.
  14. Conciencia gregaria. Es la que integra diversas subcategorías como son: la conciencia mineral, la conciencia vegetal y la conciencia animal.

¿Cómo ser una persona con mucha moral?

El ser humano tiene la capacidad de escoger cómo actuar, lo que le da la facultad de decidir y justificar sus acciones. Por esa razón es catalogado como un ser moral.

La formación de una persona con mucha moral debe ser una tarea constructiva, se debe asimilar como una labor de construcción o reconstrucción personal y colectiva de formas morales importantes.

La construcción de una persona con mucha moral requiere unir y elaborar varios aspectos:

  • Ver a la formación moral como socialización o como el aprendizaje de las pautas sociales básicas de convivencia.
  • Ver a la formación moral como un proceso de adaptación a sí mismo o de re conocimiento de aquellos puntos de vista y de deseos.

A pesar de la importancia de estos aspectos, la construcción de una persona con mucha moral no puede tener en los roles sociales definidos y en las preferencias personales su último nivel por alcanzar.

¿Cuáles son las funciones de la conciencia moral?

 

La conciencia moral contiene tres funciones elementales:

funciones de la conciencia moral

1) TESTIFICA

Establece las competencias de los actos, señala a quien realiza o participa en los hechos.

2) OBLIGA

Prescribe o prohíbe un acto determinado, indica el procedimiento y las reglas.

3) JUZGA

Después de realizado el acto, lo evalúa y lo califica dándole criterio de bueno o de malo, Aprueba o desaprueba sus actos o los de los demás.

¿Cómo ser una persona con la conciencia limpia?

Ser una persona con conciencia limpia es indudablemente tener un estado de máximo bienestar interior y de placer, por consiguiente, es importante cuidarse para llevar una vida coherente con los valores y creencias.

Confiar en sí mismo

Confiar en sí mismo y en la capacidad que se tiene para vivir de acuerdo al criterio propio. Se debe dejar de un lado el qué dirán. Lo que más importa, es lo que la propia persona piensa de sí misma, porque puede llegar a ser su mejor amigo o su peor enemigo.

Hacer el bien

En la vida,la mejor decisión que se puede tomar es seguir el camino del bien, debido a que éste otorga grandes beneficios: autoestima, confianza, motivación, fuerza.

Hay otros consejos básicos para tener la conciencia limpia:

  • Tratar a todo ser humano de acuerdo a su dignidad, las personas no son un objeto.
  • Valorar la intimidad personal de cada uno.
  • Observar el lado bueno de cada ser humano que es un tesoro lleno de virtudes.
  • No divulgar los secretos de las personas que les hayan confiado, así se evitará decepcionar a quien lo hizo.

Principios básicos de la moralidad

cuales son las clases y tipo de conciencia

  1. Aprender a no agredir al congénere.
  2. Aprender a comunicarse.
  3. Aprender a interactuar.
  4. Aprender a decidir en grupo.
  5. Aprender a cuidarse.
  6. Aprender a cuidar el entorno.
  7. Aprender a valorar el saber social.

La moralidad es una cualidad propia de cada persona cuando es educada bajo un sistema de comprensión y de comparación de las costumbres humanas.

La conducta aprendida por el hombre dentro del seno familiares su relación con amistades, compañeros y todo lo que observa en la sociedad, producen la atención, las consideraciones y el respeto que se merecen todos sus semejantes.

Deja una respuesta