Pasos Efectivos para Tener un Autocontrol en tu Vida

¿Como tener autocontrol en tu vida?

¿Qué es el autocontrol? Si una persona, a pesar de enfrentar situaciones físicas o emocionales difíciles, es capaz de elegir, entre varias, la opción más beneficiosa para sí misma y para quienes comparten su entorno, sin dejarse llevar por presiones de ningún tipo, es una persona con autocontrol.

Y, aunque parezca mentira, son pocos los individuos capaces de actuar de esta forma, aun cuando lo que está en juego es el propio bienestar, la propia felicidad. Cuando alguien es capaz de actuar de esta forma significa que ha alcanzado un alto nivel de madurez, porque tiene el control sobre lo que siente y lo que hace.

tipos de autocontrol

 ¿Existe algún método para desarrollar el autocontrol?

Diversas teorías psicológicas, filosóficas, religiosas o espirituales han tratado de presentar formas de llegar a poseer el pleno control de las decisiones y, en general, del desarrollo de la propia vida. Para ello coinciden en afirmar que debe tenerse en cuenta:

Como tener autocontrol emocional 

1- ) Conocimiento de sí mismo:

Es preciso saber quién realmente soy para poder desentrañar las causas de las conductas que adopto ante los diferentes estímulos internos y exteriores que se presentan.

Toda conducta humana obedece a una causa plenamente justificada, consciente o inconsciente, por ello nada de lo que hago es ajeno a mí.

Aunque la tan repetida expresión “no sé por qué lo hice”, cuando perdemos el control y buscamos excusarnos por nuestra conducta es generalmente cierta, no significa ello que dicha conducta no haya tenido profundas motivaciones en nosotros mismos.

Claro, motivaciones inconscientes, pero motivaciones al fin. Más adelante ahondaremos en este punto pero por el momento es importante resaltar que la mayoría de las personas no se conoce realmente: muchas áreas de nuestras psique están ocultas y, sin embargo, condicionan las respuestas que damos a determinados estímulos.

Metas claras: si sé realmente quién soy seguramente sabré cuáles son mis objetivos en la vida. Como se ve, estos dos aspectos están profundamente relacionados. Si no se tienen metas claras, si realmente no se sabe qué es lo que se quiere lograr es muy difícil trazar un camino coherente y equilibrado y, por lo tanto, las decisiones que se tomen serán erráticas.

  • Como tener fuerza de voluntad y autocontrol créditos al canal de Full Perception

2- ) Adherirme a lo bueno:

Hay elementos dentro y fuera de mí que pueden ayudarme a encontrar un equilibrio al momento de tomar decisiones. Hay que buscar esos aliados y no amarrarse a ellos; internos: sentimientos, emociones, sensaciones; externos: amistades, grupos, organizaciones, lugares, etc.

3- ) Desechar lo que sea tóxico:

Hay también elementos dentro y fuera de uno mismos que complican la manera cómo se deciden las cosas. Al contrario que lo planteado en el párrafo anterior, estos se constituyen en elementos de perturbación que deben ser dejados de un lado para poder crecer.

Esto debe hacerse a despecho de uno mismo y de los demás. Si se tienen metas claras determinar qué es tóxico para mí es relativamente fácil de diagnosticar aunque en la práctica signifique un gran esfuerzo lograr desembarazarse de ellos.

4- ) Perseverancia:

no es tarea fácil adquirir el autocontrol y mucho menos fácil mantenerlo en el tiempo. Para ello es importante ser perseverantes. Nada de rendirse aun cuando se perciba la meta lejana o que haya recaídas una vez que se le haya alcanzado.

quien soy realmente ?

El autodescubrimiento en un proceso que no termina nunca. Aunque la ayuda profesional de un buen psicólogo puede ayudarnos a desentrañar aspectos profundos de nuestro carácter que se esconden en nuestro inconsciente, una buena observación y meditación de las respuestas que damos a los estímulos internos y externos que se nos presentan nos ayudarán a ir desvelando las causas profundas de nuestras acciones.

Como tener autocontrol de la ira

Si nos ponemos tristes ante un determinado tipo de música, el amanecer o anochecer, el sonido del viento, el recuerdo de algún evento vivido en la infancia, o cualquier otro; o si, por el contrario, hay sentimiento de exaltación, alegría o frenesí ante otro estímulo y no sabemos identificar la causa de dicha emoción.

Es importante ir indagando en sus causas para evitar que dichos elementos condiciones mis sentimientos sin que haya una causa consciente para ello. Una vez que se identifican estos aspectos, es más fácil trabajar en su sanación (si es que han ocasionado algún daño emocional en la persona) y evitar que condicione respuestas inconscientes.

 ¿Hacia dónde voy?

Al final del siglo pasado fue muy leído un libro del doctor Wayne Dyer llamado “El cielo es el límite”. En dicho texto, el reconocido psicólogo norteamericano exponía las causas por las cuales muchas personas se alejan de sus metas, las posponen o, simplemente, nunca siquiera se las plantean. Ello a pesar de que todos estamos dotados con las capacidades necesarias para alcanzar lo que nos propongamos.

La razón fundamental de su argumentación es que ello sucede simplemente porque no nos conocemos, no sabemos quiénes somos y, por lo tanto, no sabemos las causas de muchas de las conductas que rigen nuestra vida (por cierto, en su mayoría terriblemente negativas).

Solo cuando comprendo que, o que siento es el resultado de lo que pienso, de la manera cómo veo la vida, entonces es posible comenzar a encausar los sentimientos hacia lo positivo, hacia lo que podemos realizar gracias a nuestra naturaleza.

Y lo que podemos alcanzar es infinito. Muchas personas lo han demostrado. Por ello, enfatiza, las metas que anhelamos todos, la felicidad, que para cada quien tendrá su propio rostro, está al alcance de todos. Solo hay que tomar las decisiones adecuadas (el camino indicado) para alcanzarla.

 ¿Cuándo llega el autocontrol?

como tener autocontrol emocional

Cuando se tiene pleno poder sobre las decisiones y dichas decisiones están siempre dirigidas a alcanzar los objetivos claros que se tienen en la vida, entonces se puede decir que hemos alcanzado el autocontrol.

En ese momento desaparecen la ira infundada, la tristeza inesperada y sin causa, los arrebatos histéricos que dejan perplejos a todos empezando por el que los sufre.

No significa que no se sienta en algún momento ira, tristeza, nostalgia o cualquier otro sentimiento, sino que siempre estos serán conscientes y ayudarán, de igual forma, a la consecución de los objetivos perseguidos

Deja una respuesta