6 Estrategias para Controlar el Enojo

¿ Como controlar la ira y el estrés ?

El enojo es la respuesta a una agresión, o cualquier exabrupto, que se cometa en nuestra contra o contra alguien o “algo” cercano a nosotros. Y aunque pueda estar completamente justificado, no es el mejor camino a transitar cuando se trata de resolver las situaciones o problemas que se nos presentan en la vida.

Manifiesta una pérdida del propio control que en ocasiones puede ayudarnos a afrontar situaciones que de ordinario evitaríamos pero que, débito al estado general de excitación que produce, pudiera llevarnos a respuestas de las que nos lamentaremos posteriormente.

como controlar la ira y el estrés 

He aquí algunos consejos para evitar caer en este espiral que la mayoría de las veces nos conduce a acciones equivocadas.

como controlar la ira y estres

1.- No participe en conversaciones o discusiones inútiles.

Muchas desavenencias se presentan al discutir cosas fútiles. Envalentonados por el consumo de alcohol, la presencia de un grupo o por la excitación producida por algún hecho positivo o negativo, se puede caer en la situación de comenzar a discutir por cuestiones de poca importancia que, sin llegar a saber cómo, puede convertirse en detonante de discusiones y peleas.

2.- Evite discutir con personas con una conocida diferencia de opinión respecto a la suya.

No convencerá a nadie que tenga una consolidada opinión sobre algo. Si usted ya conoce que una persona o algún grupo tiene una opinión diferente a la suya respecto de algún tema en particular (político, religioso, deportivo, etc.) evite confrontarlos porque ello lo único que ocasionará será exponerlo a exacerbar esas diferencias.

3.- Aléjese de los grupos tóxicos

La respuesta gregaria es peligrosa. Y hay grupos que las asumen con frecuencia. Aléjese de ellos porque sin saber cómo puede verse envuelto en situaciones peligrosas para la pérdida del control.

Clubes de fans, grupos de amigos, partidos u organizaciones políticas pueden llevarlo a realizar acciones que solo no sería capaz de realizar al contagiarlo en un torbellino de rabia o indignación.

4.- Manifieste abiertamente lo que siente.

Evite “tragarse” sus opiniones sobre algo, sobre todo cuando le afecte personalmente. Esta actitud perniciosa suele asumirse para parecer educado o simpático pero a la postre lo “cargará” de emociones negativas que tarde o temprano terminará por manifestar.

Lo lamentable es que generalmente este proceso funciona como una olla “exprés” que se destapa de golpe y la actitud que asume la persona que “explota” es violenta y actúa sin medir las consecuencias.

  • Un vídeo donde te ayudara a controlar la ira y el enojo al instante créditos al canal Conecta Con Ella

5.- No haga bromas personales si a usted mismo no le gusta que se las hagan.

El viejo adagio “no hagas a los demás lo que no quieres que te hagan” se aplica en este aspecto con toda su fuerza. Comúnmente las personas que bromean a expensas nuestra lo hacen porque sienten que les hemos dado permiso para ello cuando hemos actuado de la misma forma con ellos.

Por eso es importante conocerse a sí mismo y saber el nivel de tolerancia que cada uno posee para saber hasta dónde puedo darme ciertas libertades con algunas a sabiendas que en su momento seré yo el afectado.

6.- Sea explícito al manifestar sus gustos.

No piense que los demás deben interpretar por contexto qué cosas le desagradan: manifiéstelo. Sobre todo entre adultos, existe la posibilidad de poner al tanto a los demás sobre las cosas que le desagradan.

Eso permitirá que las personas con las que trata sepan la manera más adecuada de hacerlo y se lo agradecerán. Salvo excepciones, los seres humanos buscamos más congraciarnos con los otros que enemistarnos.

Te puede interesar este articulo 

Un camino con retorno

Los problemas conductuales siempre pueden ser corregidos. Lo que se necesita es que la persona que los experimente sea consciente de que tiene un problema y se decida a resolverlo.

Para algunas personas no será un proceso fácil, sobre todo si las conductas negativas que ha adoptado se encuentran muy enraizadas en su personalidad; en ese caso el camino será difícil pero no imposible de recorrer.

En el caso del manejo del enojo sucede lo mismo. Una persona iracunda generalmente puede “recomponer” su carácter siempre asuma implemente estrategias que lo ayuden a ello.

Y aunque las causas pueden ser múltiples, siempre que no haya un aspecto fisiológico involucrado (algún desorden hormonal u otro desequilibrio biológico), es posible ejercitarse en el autocontrol. Las estrategias que hemos señalado pueden ayudarle. Puede, además, considerar lo siguiente:

como controlar la ira y los impulsos

1-) Existen personas que reforzarán sus conductas negativas. Puede ser que después de un episodio en el que usted muestre su enojo, aunque a muchos le sorprenderá y les hará sentir mal su actitud, habrá alguno que lo justificarán y reforzarán la conducta negativa que usted sabe acaba de asumir.

Las motivaciones que pueden tener este tipo de personas pueden ser variadas: desde ganas de manifestarse de la misma forma y no tener nunca el valor para hacerlo hasta envidia. En todo caso, aléjese de ese tipo de refuerzo que lo seguirá hundiendo en su problema.

2-) Los demás no necesariamente quieren agredirlo. Hay que ser conscientes de que todos tenemos un instinto de auto conservación que se manifiesta en algunas ocasiones como egoísmo. Las personas a veces nos agreden porque tratan de “salvarse” a sí mismas.

Claro que es molesto sentir que una persona solo piensa en sí misma cuando busca resolver algún problema en el que hay otros seres involucrados, pero muchas veces es mejor justificar su ignorancia que intentar enfrentarla de manera frontal.

3-) En este mismo orden de ideas, cuando hay un grupo de personas bromeando puede que alguna se deje llevar del instinto gregario y traspase el límite de lo que es una broma sana y una pesada.

En ese caso evite caer en el juego y aléjese. Es mejor evitar caer en la tentación de enfrentarse a este tipo de situaciones que es más instintiva que racional. Justifique a su agresor y le irá mejor a usted que a él.

4-) Si tiene un serio problema de manejo de ira busque ayuda profesional, sobre todo si como consecuencia de esta situación las personas se alejan de usted.

En ese caso tal vez necesita ayuda especializada que le ayudará a conseguir, en primer lugar, las causas de su problema y, además, le acompañará en el proceso de cambio de conducta.

Deja una respuesta